“Señor Ruiseñor”: Medicina para los intransigentes

 In Críticas

Sorprendido el pasado fin de semana en el Teatro El Sauzal con la sátira más inteligente que devuelven a la palestra a los ya míticos “Els Joglars“. Llegaba “Señor Ruiseñor” (o “Señor Rusiñol” como queráis) para poner en su sitio a esa sociedad que quieren imponer los cuatro de siempre, los iluminados de la aún utópica “república catalana”…y que no difiere en nada de otras repúblicas “fantásticas” que nos asaltan en los medios de comunicación.

La compañía toma como punto de partida la vida del pintor, escritor y dramaturgo Santiago Rusiñol para hacernos ver como la imagen de Cataluña es deformada por el nacionalismo creando el Museo de la Identidad Catalana. Las “mentes pensantes” del Museo y sus seguidores (incluida la prensa internacional) borran cualquier vestigio de la innombrable España. Rusiñol era liberal y se sentía español, la imagen que nos ofrece Els Joglars es de un humanista universal, rompiendo con las fronteras del arte, algo casi inexistente en los tiempos que corren, es una antítesis con el radicalismo catalán, una confrontación continua durante toda la obra. Desde la concepción del cuadro “La morfina” hasta la destrucción del emblema de la Identidad Catalana…la simbología “inventada” es vapuleada con inteligencia: los lazos amarillos, la televisión catalana y la prensa fanática, la familia Pujol, el Sr. “Puigdemente”, el origen “esperpéntico” antropológico del catalán como raza superior (¿a que suena cercano?) y sobre todo el uso, siempre bien manipulado, del lenguaje,…nada queda a salvo del sarcasmo de estos juglares del siglo XXI.

La escenografía se desarrolla en torno a un óvalo inclinado con una pantalla semicircular al fondo con unas logradas imágenes de Manuel Vicente que intensifican el buen trabajo de la compañía que capitanea Ramon Fontserè, que interpreta a un Rusiñol vivaz, lleno de lucidez y cordura trasladando optimismo y alegría al patio de butacas. El resto del elenco también maravillan: Juan Pablo Mazorra, Rubén Romero, Pilar Sáenz, Dolors Tuneu y Xevi Vila dirigidos en escena por Alberto Castrillo-Ferrer.

El público respondió con aplausos y risas a una satírica reflexión que reivindica la libertad y la sensatez frente a los radicalismos intransigentes que ahogan el arte universal. Els Joglars vuelven a ser los auténticos juglares de este país, que pena que no lo puedan gozar los teatros catalanes.

 

 

Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search