Conversamos con Alfonso Lara, protagonista de “La Strada”, dirigida por Mario Gas

 In Artículos

Finalizando el mes de septiembre ya estamos inmersos en una temporada teatral llena de interesantes propuestas como las que ofrece “Telón Festival de Artes Escénicas de Tenerife“. Con motivo de la presentación de dicho festival tuvimos la oportunidad de dialogar con Alfonso Lara, que interpreta a Zampanó en “La Strada” de Federico Fellini, en una versión teatral dirigida por Mario Gas.

De manera distendida Alfonso nos cuenta sus comienzos en el mundo de la interpretación. En un principio su vida laboral se centró en trabajos contables y administrativos para finalizar en el extinto Banco Popular. En aquella época entra en el TAI (Taller de Artes Imaginarias) de Madrid y compagina su labor en el banco con los cursos teatrales. Posteriormente decide no renovar su contrato en el banco para entrar en el Laboratorio de William Layton, y dedicarse de lleno al mundo de la escena manteniéndose con la prestación por desempleo y alguna beca de escritura teatral. Nos cuenta de forma anecdótica y con cierto orgullo que su madre le repetía que debería haberse quedado en el banco pero hace unos años cuando el Popular fue comprado por el Banco Santander por un euro le dijo: “Mira donde esta el Banco Popular y no es que yo sea Joaquin Phoenix pero llevo viviendo de mi trabajo más de 20 años”.

Uno de sus trabajos teatrales más celebrados fue en la obra icónica “Urtain” de Andrés Lima, que precisamente ha recibido estos días el Premio Nacional de Teatro. Se considera un afortunado por haber participado en este proyecto por el que recibió un Max al mejor actor de reparto. Además de la magnífica interpretación de Roberto Alamo, se dieron muy buenas condiciones con un equipo excelente desde los ensayos y casi sin darse cuenta se conjugaron los astros para que saliese un espectáculo muy potente. Recuerda también la durísima “Emilia” de Claudio Tolcachir asegurando con una sonrisa que Walter, su personaje, le costó algunas canas, la obra implicaba un viaje a las tinieblas en cada función. Pero haciendo un “flashback” cree que la vida ha sido amable con su carrera profesional porque los trabajos han llegado a medida que era capaz de asumirlos. Y si hay un punto de inflexión en ella sería “Yo, Satán” de Alvaro Lavín, que le supone a partir de ese momento elegir con quién quiere trabajar y hacer sus propios montajes.

Hasta fin de año se encuentra inmerso en la gira teatral de “La Strada”, la obra maestra de Federico Fellini que ha llevado a las tablas Gerard Vázquez bajo la dirección de Mario Gas. Alfonso nos cuenta que la película de Fellini quedo grabada en sus recuerdos desde muy pequeño junto a “El Séptimo Sello” de Bergman y “El Evangelio según San Mateo” de Passolini. Le impresiona el mundo de los “clowns” y la interpretación de Anthony Quinn (Zampanó). Afirma que este personaje hay que afrontarlo desde la humanidad porque no es malvado, es salvaje, un animal del bosque que esta solo. Gelsomina (que interpreta Mar Ulldemolins) le plantea el significado del afecto pero por desgracia Zampanó va a entenderlo demasiado tarde. Por ello Alfonso insiste que se pone del lado de las miserias del personaje, que en este caso transita en la brutalidad más que en la crueldad, es un esclavo conformista que no se va a revelar contra la miseria. Zampanó nos enseña que hay que dejarse impregnar por la inocencia porque cuando te encuentras un ángel hay que prestarle atención, y desde luego, siempre habrá una oportunidad antes de que suceda algo terrible.

Sobre la dirección del montaje nos cuenta que Mario Gas tiene algo “felliniano” y ese gusto por el espectáculo y el mundo del “clown” se ve en escena junto a la adaptación de Gerard Vázquez que se ha quedado con los tres personajes principales. Las proyecciones de Alvaro Luna y la escenografía de Juan Sanz típica de las estructuras circenses unido al “carromato” de Zampanó ha dado como resultado un montaje muy despojado, falsamente sencillo, que conserva el espíritu y mensaje de “La Strada”. En este caso el conflicto entre los tres personajes está por encima del entorno social que se ve en la película del neorrealismo italiano.

Para finalizar conversamos sobre su futuro inmediato centrado en la serie “Señoras del hampa” de Telecinco ya que aunque tiene proyectos en el cajón prefiere poner el freno de cara a 2020 después de compaginar su proyecto teatral “No me olvides, el maestro Juan Martínez que estuvo allí”  (junto a Pepa Rus) con la obra que le trae a Tenerife y que veremos el próximo 4 y 5 de octubre en el Teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife: “La Strada” de Federico Fellini.

 

 

 

Recommended Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search